Rita es una perra que superó las pulgas y garrapatas I Efecto Ringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Mi perro sufre de pulgas y garrapatas

Rita es una perra que superó las pulgas y garrapatas

Rita es una perrita que, como todos los caninos, está expuesta a tener pulgas y garrapatas. Días atrás, estuvo de paseo con su cuidadora Lina; ambas se divirtieron y vivieron experiencias únicas, pero luego de llegar a casa, Rita no dejaba de rascarse. Su picazón era constante y su excremento presentaba anomalías, lo que preocupó a Lina y la llevó a consultar con su veterinario. En la visita, Marlon (su veterinario) les dijo que lo que presentaba, se debía a garrapatas y pulgas

que invadieron a Rita en el paseo. Esta condición es muy normal que se presente, ya que en la calle estos exoparásitos están en todas partes. Lina angustiada, le pregunta al veterinario cómo perjudican a su mascota, a lo que él le responde que estos succionan la sangre del animal afectando su comportamiento y provocándole enfermedades digestivas. Sin embargo, Lina no tenía de qué preocuparse, pues sabía que esto tenía solución.

Pulgas y garrapatas en perros

Garrapatas y pulgas en perros

Empezó por realizarle los exámenes correspondientes para saber cuál era el tratamiento adecuado que debía tener con Rita para recuperarse de acuerdo a su peso y su edad; luego de eso, debían iniciar con la medicina que el veterinario les había enviado y esperar con paciencia y mucho amor su mejoría.

Rita empezó a avanzar de manera positiva en su recuperación. El veterinario les indicó que era muy importante para estos días de recuperación dejarla descansar, evitar que se rascara demasiado y darle su medicina a la hora adecuada. Luego de unos días, varios amigos le recomendaron a Lina

usar diferentes remedios caseros, entre esos estaban: darle levadura en su concentrado Ringo, hacerle un collar de ajos, suministrar vinagre y muchos otros tips que ella decidió ignorar y seguir las recomendaciones del veterinario.

Lo que no rechazó, fue hacer una infusión de ruda y trapear su casa con esta, ya que según dijo el veterinario, esta planta tiene componentes que se encargan de disipar todos estos parásitos. Al final, todo salió bien. Rita se recuperó totalmente. Lina aprendió a tomar todas las precauciones posibles, eso sí, sin dejar que su compañera perruna dejara de divertirse.

La salud de nuestros amigos perrunos, empieza por los cuidados que les brindemos. ¡Llénalos de amor, sigue siempre atento a sus vacunas y comportamientos!