¿Cómo elegir el compañero ideal para tus niños? | Efecto Ringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

banner-interna-razas-de-perros


¿Cómo elegir el compañero ideal para tus niños?

El criterio de las mejores o peores razas para la convivencia con niños no existe y tampoco depende del perro sino del ojo que lo mira como se dice comúnmente.

Las personas clasificamos y comparamos a los perros según su apariencia, habilidades y comportamiento, dejando de lado características importantes como: la capacidad de adaptación y tolerancia que deben tener hacia el comportamiento hiperactivo y curioso de los niños. Debe tener un carácter equilibrado, dócil, con mucha energía para jugar, responder a las órdenes y una alta capacidad para socializar.

Estas son las mejores razas para la convivencia con niños:

Razas pequeñas

Son perros adorables, perfectos para espacios reducidos también son inteligentes, aprenden órdenes y trucos con facilidad y les gusta jugar por largos periodos de tiempo; sin embargo, debido a su porte pequeño, son delicados físicamente por lo que no son recomendables para niños muy chicos debido a que aún no controlan su fuerza y podrían lastimarlos. La educación de estos perros debe ser muy rigurosa para evitar la histeria y comportamientos agresivos.



Prros pequeños



perros medianos

Razas medianas

Son especiales para niños pequeños debido a que tienden a ser muy cuidadosos y pacientes, por lo que también se les conoce como perros niñeras. Tienden a ser fáciles de educar, pero necesitan mucha actividad física para quemar toda su energía; así mismo espacios amplios donde puedan moverse y jugar.

Razas grandes

Aunque tengan un tamaño imponente y en algunos casos atemorizante, las razas grandes son temperamentalmente más estables que las razas pequeñas. Son perros muy nobles, cariñosos que adoran estar con los niños por lo que tienden a protegerlos casi como si fueran sus cachorros. Inclusive las razas denominadas potencialmente peligrosas, son solo víctimas de un mal dueño, una pésima socialización o simplemente una falta de adiestramiento por desconocimiento de sus tenedores. La mayoría son hábiles para obedecer órdenes y comandos, sobretodo al llamado de los más pequeños de la familia. Necesitan ejercitarse y hacer actividad física diariamente.



Perros grandres

Ten presente que la conducta de tu ringo está determinada tanto por la genética de su raza como por las experiencias vividas y su educación, por lo que debes procurar tratarlo con paciencia, amor y nuestro experto médico veterinario Ricardo Loaiza explica cómo hacerlo.

Fuentes:

Loaiza, R. (2020). Cómo elegir el compañero ideal para tus niños [En persona]. Medellín.