¿Qué hacer en caso de tener alguna emergencia con mi perro? |Efecto Ringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

banner-interna-primeros-auxilios

¿Qué hacer en caso de tener alguna emergencia con mi perro?

Tener accidentes caseros no te hace un mal cuidador o cuidadora de tu ringo, pero tener una mala o torpe reacción en momentos de peligro, puede empeorar todo.

Las urgencias y emergencias son eso, accidentes o momentos de peligro que suceden inesperadamente; eventos para los que normalmente no estamos preparados. Pero no te preocupes, hay ciertas cosas que podrías aprender para reaccionar y poder salvar la vida de tu perro mientras llegas a la veterinaria. Aquí te contamos qué hacer.

Tipos de emergencias caninas

¡Mi perro se ahoga!

  • Abre su boca y tira de la lengua hacia adelante todo lo que sea posible, cuidadosamente. Limpia bien, si se encuentran secreciones.
  • Observa si tiene un cuerpo extraño como un hueso u otro objeto. Si lo tuviera, no debes intentar cogerlo con los dedos porque podrías introducirlo más en vez de sacarlo, en este caso debes intentar la Maniobra de Heimlich. Cierra una mano en forma de puño y sujétala con la otra; el puño estará en la punta de la V que forma la caja torácica; luego, comprime su abdomen con el puño hacia arriba y hacia adentro 4 veces seguidas con rapidez. Ten cuidado de no lastimarle  o lesionar sus costillas.

Abrir el hocico del perro

  • Abre la boca para ver si el objeto ya se encuentra en ella. Si no está, debes comprobar que el perro respire bien, tenga latido y dirígete de inmediato a una clínica veterinaria que atienda emergencias para que le hagan un chequeo completo.

Picadura o mordedura de insectos o reptiles

  • Trata de encontrar e identificar el animal al que se enfrentó tu perro; si no reconoces el tipo de insecto o animal, intenta tomarle una foto para mostrarle al veterinario y que este pueda tomar una decisión rápida de tratamiento.

emergencia2

  • Vigila la zona de la picadura o mordedura, buscando inflamación o cambio de color que puede ser señal de una reacción alérgica o presencia de veneno. En caso de tratarse de una mordedura, limpia la zona con abundante agua y jabón.
  • No le quites los ojos de encima a tu perro durante una hora después de la picadura o mordedura ya que las reacciones alérgicas pueden presentarse en los primeros minutos donde puede experimentar: temblores, asfixia, debilidad, movimiento errático y rápido de los ojos, entre otros síntomas, que son la alarma para correr a una clínica veterinaria.

Cortadas y raspones

  • Busca la fuente de la sangre, es decir, la corta o raspón y fíjate si tiene algún objeto enterrado; en caso de tratarse de algo superficial trata de sacarlo, si notas que es más profundo, déjalo donde está hasta que llegues con el médico veterinario.
  • Limpia la herida con abundante agua y jabón, en lo posible que sea de un PH neutro como los jabones en barra o en gel para las manos. Si tienes uno especial para heridas como los que contienen yodo también pueden servirte. Esto ayudará a evaluar la gravedad de la herida y a eliminar algunas bacterias y suciedad que se encuentre en la zona.
  • Si después de lavar la herida continúa brotando mucha sangre, puedes hacer un torniquete a la distancia de 4 dedos de una mano de la lesión. Debes tener en cuenta que se debe aflojar cada 3 o 5 minutos para permitir que la sangre irrigue la extremidad. En el caso que el área afectada se encuentre en el torso, oprime con fuerza, cuidando la herida hasta que llegues a la clínica.

Qué hacer si tu perro se corta



Cómo auxiliar a tu perro si lesiona

Huesos quebrados o dislocados

  • Espera algunos minutos antes de levantar al perro para que su cuerpo asimile el impacto y tú puedas identificar dónde le duele.
  • Si se trata de una pata, puedes intentar inmovilizarla con ayuda de vendas e improvisar entablillando la zona, sin estirar o empujar los huesos.
  • Acudir de inmediato a la clínica veterinaria y pedir una radiografía que ayude a establecer el tipo de lesión.

Golpes de calor

  • Lleva al perro a un lugar fresco, ventilado y con sombra. Ayúdalo a bajar la temperatura de su cuerpo vertiendo agua fría en su cuello, lomo y cabeza, cuidando que no entre nada a sus oídos. También, puede humedecer una toalla con agua fría y cubrirlo con ella.
  • Déjale agua fresca a su alcance. Debes estar muy pendiente de que tu perro se hidrate bien y a voluntad. ¡Pero ojo! Nunca le des agua a la fuerza porque puedes ahogarlo.
  • Vigila que el perro se vuelva a parar, camine por el lugar, beba agua y coma un poco. No lo expongas más al sol y permítele descansar el resto del día en la sombra. Si tu perro se sigue viendo decaído, débil o no se quiere levantar es una clara señal para correr a la clínica veterinaria.
emergencia5

Intoxicación :

Los perros pueden sufrir intoxicaciones de 3 maneras: vía cutánea, es decir, su piel absorbe un material tóxico, vía respiratoria cuando el perro inhala aerosoles en el ambiente y vía oral, con la ingesta de alimentos peligrosos o venenos.

  • Si tienes la sospecha de que tu perro comió algún tipo de veneno, lo más recomendable es que corras de inmediato con el veterinario. Todos los venenos tienen componentes diferentes y algunos pueden dañar a tu perro en cuestión de minutos. Llevar la muestra, etiqueta o foto del posible veneno al veterinario puede ayudarle a la búsqueda del mejor tratamiento.  
  • En el caso de ser una intoxicación por aerosoles o sustancias en la piel, puedes comenzar por sacarlo a un lugar abierto y ventilado, examinar su cuerpo con especial atención en los ojos, la nariz, el hocico y los oídos. Si el perro no presenta mejoría en unos minutos debes correr al veterinario y también buscar atención médica para ti si estuviste expuesto a la misma sustancia tóxica.

Tip #RingoExperto

Todos debemos tener un botiquín de primeros auxilios tanto para personas como para nuestras mascotas; en este último caso no debe faltar:el número de clínicas veterinarias que atienden emergencias, médicos veterinarios que puedan responder y dar instrucciones, agua potable, gasas esterilizadas, vendas, esparadrapo (o cinta adhesiva de uso médico), jabón de PH neutro, solución desinfectante (como agua oxigenada), guantes esterilizados, pinzas y tijeras. Recuerda que estos consejos solo son los primeros auxilios en todos los casos mencionados, debes acudir a un médico veterinario.


Fuentes