Parvovirus y Moquillo, enfermedades que puedes prevenir | Efecto Ringo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

mi perro tiene parvovirus que le puedo dar

Parvovirus y Moquillo, enfermedades que puedes prevenir

Cuando una mascota llega por primera vez a un hogar, no pasa mucho tiempo para que sea considerada un miembro más de la familia e incluso el integrante más consentido. Por eso, cuando se enferma, todos en casa sin excepción alguna, sienten miedo al no saber qué le pasa o dónde le duele. Una de las recomendaciones más importantes para tener un perro sano, es llevar a cabo un esquema de vacunación para prevenir enfermedades graves como el Moquillo y el Parvovirus.

En Ringo, consultamos con Sara Jaramillo, médica veterinaria de la Fundación Instintos, sobre la importancia de cumplir con el esquema de vacunación para prevenir estas enfermedades y cómo identificarlas en caso que tu perro llegue a padecerlas.

“La vacunación temprana y oportuna es la primera línea de defensa contra el Parvovirus y el Moquillo ya que ayuda en su prevención. Los cachorros deben ser vacunados cuando cumplen 45 días, a los 20 días se les debe hacer un refuerzo y 20 días después la última dosis, a partir de ahí el paciente debe ser vacunado anualmente.”

Sara Jaramillo veterinaria

Parvovirus

Lo primero que debes saber es que se trata de una enfermedad viral que no se contagia a los humanos pero puede ser muy grave para los perros, Sara Jaramillo nos comenta además que “Esta enfermedad infecciosa viral se transmite vía oral y resulta ser altamente resistente en el organismo y afecta a perros cachorros o adultos no vacunados o inmunosuprimidos”.

Igual que los bebés, los cachorros en sus primeros meses de vida se encuentran en el proceso de adquirir defensas y son muy susceptibles a enfermarse al no tener un sistema inmune lo suficientemente fuerte, por otro lado, “Los cachorros exploran el mundo a través de la boca, todo lo quieren morder y probar, como este virus se transmite de forma oral el paciente puede tener contacto con la saliva, orina o heces de un perro infectado”.

Previene el parvovirus en los perros

Este virus es muy grave y puede resultar mortal en cachorros y perros adultos sin vacunar, por eso, hacemos un llamado muy especial a las familias para que se tomen en serio la responsabilidad de brindar atención médica a sus mascotas.

Síntomas de Parvovirus

Los síntomas de este virus puede confundirse con sensibilidad digestiva por algún alimento que el perro no le haya sentado bien, sin embargo, Jaramillo nos da unas claves importantes para identificar oportunamente si tu mascota tiene esta enfermedad: “Empieza a manifestarse con vómito y diarrea sanguinolenta. Genera deshidratación, adicional a las infecciones secundarias del tracto digestivoCuando aparecen estos síntomas se debe estar muy alerta y acudir al veterinario, él puede confirmar si el paciente contrajo el virus haciendo una prueba.”

Moquillo

Es un virus que se transmite oralmente con alta tasa mortalidad en cachorros y también puede afectar a perros adultos con un deficiente esquema de vacunación o pacientes inmunosuprimidos. Según la experta, esta enfermedad se clasifica como mucho más grave y dolorosa que el mismo Parvovirus y agrega: “Igual que el Parvovirus no existe un medicamento que lo cure, solo se pueden tratar los síntomas y detectar la enfermedad es difícil ya que los síntomas se pueden confundir con otras patologías. (...)Usualmente los pacientes con moquillo mueren a causa del deterioro del organismo”.

Síntomas del Moquillo

Este virus ataca en 4 fases, desde infecciones respiratorias y digestivas hasta síntomas neurológicos e inflamación de algunas partes del cuerpo, esto hace que llegar a su diagnóstico sea complejo. “Usualmente el paciente empieza a presentar afección respiratoria, secreción ocular sin color que posteriormente pasa a ser una secreción verdosa porque cursa con infecciones secundarias bacterianas. Luego diarrea y vómitos seguida de una fase neurológica (convulsiones, contracciones musculares involuntarias, alteraciones de tipo engrosamiento en la nariz, las almohadillas, etc). El moquillo puede dejar secuelas neurológicas o alteraciones mucocutáneas de por vida en el paciente”, explica Jaramillo.

Síntomas del moquillo y parvovirus en perros

Por último, la médica veterinaria de la Fundación Instintos invita a las familias a revisar muy bien las certificaciones de los centros veterinarios a los que llevan a sus perros como también las credenciales de los médicos veterinarios que los atienden, debido a que un mal manejo de las vacunas puede hacer que pierdan su efectividad. Además, hace un importante llamado a no automedicar a los perros cuando presentan síntomas no solo de Parvovirus o Moquillo sino de cualquier afección.

“Es muy importante no administrar medicamentos que no prescribe un veterinario porque pueden hacerle daño, resultar alérgico o entorpecer el proceso de diagnóstico. Si el paciente no quiere comer, lo ideal es no forzarlo ya que puede broncoaspirar el alimento y ahogarse con su vómito. Brindarle una atención médica oportuna en conjunto con una nutrición balanceada con un alimento como Ringo que tiene todos los nutrientes que el perro necesita es muy importante para tener una mascota feliz y saludable”.

Fuentes:

  • Sara Jaramillo. Veterinaria y experta en etología.
  • Jaramillo, S. (2020). Parvovirus y moquillo, enfermedades que puedes revenir[En persona]. Medellín.